Las resoluciones de Pikachú, Mario y El Chavo para el 2014

mario

– Cambiar a Peach por una princesa que sea más fácil de rescatar y que sepa cocinar.

– Entrar a un centro de rehabilitación para dejar mi adicción a la coca… perdón a las estrellas.

– Dejarme crecer el candado.

– Hacer que cada una de mis vidas valgan la pena.

– Decirle a Luigi que ya estamos grandes y ya no es cuchi que los dos nos vistamos igual.

– Invertir mis monedas en la bolsa de valores.

PIKA

– Hacer que Ash entienda que las peleas entre pokemones cuentan como crueldad animal.

– Aprender a hablar español como Meowth.

– Conseguir mi propia serie de televisión sin todos estos idiotas.

– Buscar un colorete que me haga ver menos como una muñequita.

– Conseguir algo que no sea un Metapod en la gramita de Pokemon Yellow.

– Lanzarle un rayo a Brock que haga que abra los ojos.
CHAVO

– Denunciar a Don Ramón con la Lopna.

– Mudarme a un sitio que tenga baño.

– Emborrachar a Doña Florinda y al Profesor Jirafales para que terminen de hacer lo suyo… Y si no funciona entre ellos, probar suerte con la MILF que es la mamá de Quico.

– Averiguar de dónde salen las risas que se escuchan cada vez que a alguien le pegan en la vecindad.

– Volver a cuadrar unas vacaciones en Acapulco.

– Aceptar que soy un adulto con pequitas pintadas en los cachetes y buscar un empleo.