Breaking Bad hecha por Disney

Es la historia del profesor Walty, un simpático señor que enseñaba a los jovencitos de la secundaria todo sobre la magia de la química. Walty se enfermó por culpa de una pócima extraña que se encontraba oculta en su laboratorio y, sintiéndose triste por el futuro de su familia, se propuso crear la mejor chuchería del planeta. Así, a pesar de su muerte, su familia podría vivir tranquilo con el dinero de la venta de tantas golosinas.

Así, Walty se dedicó a la fabricación de exquisitos, y muy adictivos, pirulines azules. Su color azul provenía de la magia de un hada madrina llamada Cristal. Walty siempre estaba acompañado por un valeroso ayudante, un conejito llamado Jesy, que había sido su aprendiz durante sus años como profesor.

En su alegre fábrica de pirulines, el profesor logró cocinar pirulines azules 99.9% puros. Este hallazgo llenó de envidia a unos pollitos mexicanos que también vendían chocolates, pero que no conseguían que fuesen tan sabrosos.

Los pollitos mexicanos se volvieron muy locos y sabotearon la fábrica del profesor de química. Secuestraron al conejito que le ayudaba a fabricar los chocolates y lo montaron en un camión para llevarlo a una granja donde lo convertirían en la cena para unos malvados humanos. El profesor se disgustó con esta idea y fabricó un veneno anti-pollos para enseñar la virtud del respeto a los pollitos mexicanos y así poder rescatar a su amiguito conejito.