5 razones para tomarle fotos a tu comida y subirlas a Instagram

– Para disipar los rumores sobre tu anorexia

– Porque eres feo/a y no quieres aparecer en las fotos

– Porque sería de mal gusto fotografiarla luego de la digestión, en la poceta

– Para conseguir followers gorditos

– Porque tu vida es tan miserable que lo único que tienes importante que mostrar es lo que comes

 

– Porque le dijiste a todo el mundo que andas en dieta

– Porque cuando revises tus fotos luego te dará hambre de nuevo

– Porque si eres un indigente, una foto de pega loca no es muy bonita

– Coño, porque se te enfría

– Porque a nadie en realidad le importa en absoluto qué coño estás comiendo