10 razones para inscribirte en un gimnasio en el que no ejercitarás

– En el caso que te roben la cartera, quieres hacerle saber al malandro que estás tonificado.


– Te compraste unos zapatos deportivos nuevos que tampoco vas a usar.


– A pesar de tener dos trabajos y tres hijos; un hada del caos te convenció de que ahora sí   tendrás tiempo libre.


– Te cortaron el cable y te vas para allá a ver HTV en pantalla plana.


– Desde que subway descontinuó sus “tarjeticas” te sobra un espacio en la cartera.


– Tienes un gusto raro y esos 600BsF mensuales te dan acceso a un lugar donde venden merengadas de proteínas.


– Necesitas una coartada para poder engañar a tu pareja.


– Al final decidiste engraparte el estómago.


– Eres un detective encubierto que busca desmantelar una red de traficantes de esteroides.


– Tienes un carnet al que puedes ver con aspiración antes de comer una chuchería.